Alternativas al gimnasio, porque sí las hay

    Ir al gimnasio está de moda. Y parece que si no vas, no estás a la onda. “Quiero hacer deporte, pero no sé el qué”-se suele comentar-.”¡Vete al gym!”-la respuesta más común-. Las posibilidades más allá de esta opción son muchas. Y muy variadas. Salir a correr o seguir una rutina de entrenamiento empleando el mobiliario urbano para mejorar tu forma física y mantenerte en forma pueden ser algunas variantes.

    Los gimnasios tienen unos precios y unos horarios que en ocasiones no se adaptan a nuestras necesidades. Por ello existen alternativas mucho más cómodas, y sobre todo económicas, para poder hacer ejercicio a lo largo del año.

    Estar 15 minutos en una elíptica o 10 levantando pesas, puede resultar de lo más aburrido. La clave del éxito es hacer ejercicio sin convertirse una obligación encontrando la actividad o deporte que te divierta. Vamos a ver ahora cuáles son las posibilidades que nos permitan sustituir a nuestro queridísimo, pero también odiado, gimnasio:

    Bicicleta

    Todos tenemos una en el garaje guardada, aunque tendrás que “acicalarla” un poco antes de darte una vuelta con ella si la has tenido olvidada durante un tiempo. Dale una segunda oportunidad. Esta actividad es ideal para gente con problemas en las rodillas y tobillos. El ciclismo nos permite conocer muchos más sitios que simplemente corriendo, ya que en menos tiempo podemos recorrer mayor distancia y con un esfuerzo más llevadero, al menos a nivel amateur. Es una actividad sana, divertida y una gran alternativa al coche. No se te olvide el casco.

    jo-celso-secret-to-cycling-1068

    CrossFit, la actividad al alza

    CrossFit es una técnica de entrenamiento, que encadena movimientos de diferentes disciplinas al mismo tiempo, tales como la el atletismo, la gimnasia o la halterofilia. La meta es desarrollar las capacidades y habilidades humanas: resistencia cardiovascular y respiratoria, resistencia muscular, flexibilidad, potencia, velocidad, agilidad, equilibrio y precisión. Existen grupos de trabajo ya que esta actividad esta muy en alza. Pese a que pueda parecer una actividad muy parecida a la del gimnasio, el trasfondo de la misma es muy diferente.

    Yoga, no solo para los más mayores

    Es otro de los deportes de moda desde hace un par de años, y cada vez son más los que se animan a practicarlo, también los jóvenes. No solo se trata de espiritualidad. Muchos desconocen que además de la relajación se llevan a cabo ejercicios de resistencia, abdominales y estiramientos. Empresas y compañías han incorporado clases semanales de yoga para que sus empleados alivien el estrés y hacer trabajo en grupo. Si puedes hacer esta clase de actividad con tus amigos, mejor que mejor.

    energizing-stretches-feat

    Bailar al alcance de todos

    Y no solo en la discoteca, que también. Hay bailes para todos los gustos y edades. Una buena canción y su correspondiente baile mejora tu humor notablemente. Y además consigue hacerte sudar. Podrías apuntarte a unas clases de tu baile favorito o ir a un bar si puedes permitírtelo. Si no es así, puedes subir el volumen y bailar en tu salón mientras te preparas para salir de fiesta o mientras pasas la aspiradora. Todo vale.

    Boxeo, pero no como se conoce

    A pesar de ser uno de los deportes más antiguos de la historia, el boxeo ha calado entre muy pocos. Nuestra mente debe de estar abierta ya que no trabajaremos el boxeo al uso. No tendrás por qué preocuparte de tu cara ya que los entrenamientos van mucho más allá de “hacer guantes”. A día de hoy muchos profesores ofrecen la posibilidad de practicar boxeo sin contacto, si bien que la opción con contacto no es subirse a un ring y empezar un combate.

    Salir a correr, siempre está ahí

    La calle está siempre ahí. Y no tiene ni horario. Ni ningún tipo de cuota. Lo ideal es comenzar y poco a poco e ir progresando, añadiendo dificultad y mayor longitud a nuestros ejercicios. No te desmotives si al principio te fatigas en exceso y no consigues llegar a tus objetivos. Tampoco pienses en abandonar. El progreso está en el esfuerzo y la constancia. Los primeros días que salimos a correr puede que no aguantemos mucho más de 15- 20 minutos, si no tenemos práctica o si nuestra condición física está un poco bajo mínimos. No te preocupes, es lo normal. Poco a poco verás cómo tus registros van mejorando. Para ello debes intentar apuntar siempre que puedas tanto el tiempo como la distancia recorrida, por lo menos hasta que seas consciente de cuánto estás corriendo y qué ritmo llevas.

    run-faster_feat

    Ahora ya puedes ponerte en marcha, solo tienes que elegir alguna de ellas o mezclarlas todas. ¡El resultado seguro que será espectacular!

    I

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!