Cinco secretos para un maquillaje intacto al final de la noche

    Tic tac tic tac… la última noche del año casi está aquí y nos trae una gran excusa para recordar algunas reglas de oro para conseguir un maquillaje de larga duración. Estos cinco sencillos consejos pueden sacarte de un apuro en fin de año pero también convertirse en grandes aliados para mantener el maquillaje como nuevo tras cada jornada maratoniana ¡Apunta!

    1. Antes de nada: hidratación y prebase

    Trabaja tu piel como si fuera un lienzo y limpia e hidrata antes a conciencia (ningún pintor crea en una base sin prepar, ¿verdad?). Puedes retirar los posibles restos de productos o la grasa que acumula la piel con agua y jabón o agua micelar y después aplicar tu hidratante favorita. Después –y antes de lanzarte con la base de maquillaje– aplícate un buen primer: este producto te ayudará a alisar la piel, combatir los brillos y, por supuesto, alargar la duración del maquillaje.

    2. Más maquillaje no equivale a mayor duración

    Menos es más: no por aplicar capas y capas de base, colorete, o sombras de ojos vamos a lograr que se queden ahí durante más tiempo. De hecho así lo único que conseguiremos, además de un aspecto recargado y nada favorecedor, es que los productos se agrieten antes sobre nuestra piel.

    3. Renuncia a los productos en crema

    Colorete, bronceador iluminador o sombras en crema son productos muy tentadores al ser muy cómodos de aplicar, pero si lo que buscamos es que perduren varias horas sobre nuestra piel es mejor recurrir a la versión en polvo. Este consejo es especialmente aplicable para pieles mixtas o grasas.

    4. Mejor waterproof

    Empleando máscara de pestañas y eye-liner resistentes al agua multiplicamos sus horas de duración, ya que resistirán a las lágrimas que produce el ojo de forma natural, así como al sudor. Eso sí: es fundamental contar con un desmaquillador potente y adecuado a este tipo de producto. El de tipo bifásico, que contiene una parte de aceite, es una opción perfecta.

    5. Spray + polvos, doble fijación

    No es necesario escoger entre un producto u otro para fijar el maquillaje. Una vez extendidos base y corrector sobre el rostro, ambos pueden sellarse y fundirse con agua termal en spray, que además aportará un extra de hidratación a la piel. Después, tras aplicar iluminador, bronceador y/o colorete es el momento perfecto para usar polvos sueltos translúcidos, unificando de nuevo los productos y ayudando así a su fijación.

    T

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!