Gareth Pugh pinta de morado la primavera

    Bien es cierto que Central Saint Martins es la cuna del talento británico en lo que a moda se refiere. Pero también es cierto que Gareth Pugh nunca ha sido un exalumno más de la prestigiosa escuela: ha redefinido el concepto de lujo moderno llevándolo a su terreno, con diseños en los que la tela parece entregarse por completo al arte escultórico. Sea lo que sea lo que tiene el diseñador en la mente, funciona, y así lo demuestran sus diseños para Lady Gaga, Beyoncé o Rihanna.

    Pugh desfilaba hoy en Londres por tercer año, ya que tras su debut en 2005 se pasó a la pasarla parisina y no regresó a casa hasta 2015. El diseñador, una vez más, no se ha rendido a los convencionalismos y ha propuesto una variadísima  colección de primavera-verano 2016 con la que nadie ha podido quedar indiferente. Desde tops con patrones geométricos tan imposibles que podrían catalogarse de milagrosos, hasta inofensivas túnicas monocolores.

    gareth_pugh_pasarela_896860788_683x

    Pero empecemos por el principio. Pugh comenzaba fuerte, haciendo una oda al exceso con diseños negros con detalles dorados en los que la geometría y la textura tenían mucho que decir. Cuellos kilométricos, mangas cuadradas, hombreras, escotes con remates en picos y, como colofón, coronas que imitan la de la mismísima estatua de la libertad. Después de esta exhibición llegaba un rato de paz, con patrones sencillos como vestidos camiseros con caída o trajes-chaqueta con hombreras. Bueno, “paz” turbada por un intenso color morado que multiplicaba el carácter de cada centímetro de tela.

    Pero la geometría volvió, en un tono dorado claro sobre fondo blanco y prendas con patrón de inspiración asiática. El negro se unía a la fiesta para terminar de ponerlo todo patas arriba: Gareth Pugh ha sido capaz de aunar la inspiración pop-art con los ya mencionados patrones orientales. Y eso no lo hace cualquier alumno de Central Saint Martins.

    B

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!