J.W. Anderson le da la vuelta a la primavera

    Todo podía ocurrir en el desfile de J.W. Anderson en la tercera jornada de la Semana de la Moda de Londres. El diseñador, que además lleva la dirección creativa de Loewe, convirtió los sujetadores en prendas exteriores en su última propuesta para la primavera-verano, y su bolso Pierce ha sido uno de los emblemas de la última temporada. Ganador del galardón al Diseñador de Moda del Año 2015 otorgado por la British Fashion Awards, Anderson pintaba esta vez de verde veronés las paredes de madera de su icónica pasarela de parquet esmaltado, tan estrecha que en ella solo hay lugar para un exclusivísimo front row.

    Esta vez, J.W. Anderson ha dejado la ropa interior en su sitio pero ha vuelto a sorprender dándole la vuelta a la primavera con prendas que no hubieran desencajado en una pasarela de otoño-invierno. Pocos han sido los looks en los que el diseñador irlandés no ha propuesto manga larga, cárdigans, chaquetones o jerséis. La verticalidad en la silueta es otra de las señas que identifican esta propuesta, con prendas de caída muy suave y, en varias ocasiones, asimétrica, especialmente en los bajos de las faldas.

    El volumen en los hombros es uno de los fetiches de Anderson y no podía faltar esta vez: ha aparecido en los nombrados chaquetones con mangas abollonadas y también como prolongaciones del cuello de los jerséis. En cuanto al color, el diseñador ha recurrido a una base de blancos y negros en ciertas ocasiones pero los looks en dos o incluso tres tonos vivos protagonizan la colección. Amarillo, verde –como el que ambientaba la pasarela– azul o rosa son los que tienen mayor presencia, fundidos a través de degradados.

    El binomio jersey-falda midi impera en una propuesta que permite pocas generalizaciones y destaca por prolongar a la temporada estival el uso de las prendas de abrigo.

    T

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!