Avery, la niña que protagonizará la histórica portada del National Geographic

    Avery National Geographic

    Siempre es importante dar una plataforma para que aquellos grupos que necesitan ser oídos y escuchados puedan hacerlo. Dar visibilidad a una realidad que debería ser tratada como lo que es, algo totalmente normal, pero que todavía no hemos conseguido que así sea. Uno de estos colectivos son las personas transgénero. Que mejor momento que cuando nos acercamos a la entrada del nuevo año 2017, y con la creciente oleada de odio a la comunidades LGTB en general, con el desarrollo de los partidos de ultraderechas en Francia, Austria, Alemania… y con Donald Trump en la Casa Blanca. Triste, pero es una realidad que debemos afrontar. Es por esto que la representación de estos colectivos será más vital que nunca.

    La portada de enero de la revista National Geographic será histórica en este sentido, ya que por primera vez esta portada se dedicará al tema de diversidad de género, con Avery Jackson, una niña transgénero de nueve años. La directora de fotografía de la revista, Sarah Leen, compartió a través de su perfil oficial de Facebook la portada de enero, en la que aparece la niña y cuyo título traducido al español es Revolución de Género.

    Esta es la primera vez que la famosa publicación, dedicada a la geografía, la arqueología, las ciencias naturales y el estudio de las culturas del mundo, dedica una portada a la diversidad de género. Nos alegramos por ello, pero quizá esto ocurre un poco tarde, aunque como dicen, nunca es tarde si la dicha es buena.

    “Lo mejor de ser una chica es que ahora no tengo que pretender que soy un chico”, afirma la niña estadounidense para National Geographic en un adelanto del artículo que estará disponible el próximo mes.

    Avery Jackson es activista LGBTI y desde los 7 años declaró su cambio de sexo en el canal de YouTube de su madre, dejando impresionado al mundo entero. Su naturalidad, es lo que es más sorprende. Y es que deberíamos aprender de la sinceridad de los niños.

    La historia de Avery

    “Cuando empecé a vestir como una niña en preescolar, mi amigos estaban bien con eso, pero sus padres no. Pensaron que era contagioso”, relató la niña en entrevista. También cuenta con una sonrisa como tenía miedo de contárselo a sus padres porque a lo mejor la “dejaban de querer o no la daban comida”. No se ha revelado más información sobre la entrevista por lo que tendremos que esperar al número de enero para poder conocer más.

    “Mi hija es una chica en su corazón. Ella lo sabe, Dios lo sabe, y que es lo suficientemente bueno para mí”, relata su madre. Bravo por ellas.

    S

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!