5 películas ineludibles que debes volver a ver estas navidades

    Con la llegada de las navidades vuelven los planes de sábados en familia, películas, manta y sofá. Eso nos gusta mucho a todos. Lo cierto es que hay una serie de títulos que se repiten todos los años pero que nunca están de más recordarlos.

    5. “Elf” (2003)

    Casi todos los personajes de Will Ferrell parecen poseídos por una especie de manía indefinible. En “Elf”, Ferrell señala la vulgaridad y la agresividad que sus personajes cómicos, a menudo desorbitados, emborronan y convierten en una de sus actuaciones más serias y conmovedoras hasta la fecha. La película no es exactamente una obra maestra, ni en el mejor de los casos, pero es ligera como una polvorón: te comes uno y te sueles comer dos. En definitiva, acabas por verla entera, ya que tiene corazón y risas de sobra.

    La trama de la película se basa en como uno de los elfos de Santa crece y viaja a New York para encontrar a su padre biológico. La película refleja el tono demasiado optimista que solo podemos aguantar en Navidad, convirtiéndola en un entretenimiento anticuado pero satisfactorio. Una mezcla ganadora que no debería cuajar, mezclar lo antiguo y lo nuevo, pero que sí lo hace. Y por eso está en esta lista.

    peliculas Navidad

    4. Bad Santa (2003)

    Terry Zwigoff nos trae una comedia negra sobre un Santa Claus de supermercado, bien podría ser su villano antagonista, que debe descubrir el verdadero significado de la Navidad con la ayuda de un niño y su compañero, un duende. Vamos una misión imposible… aunque quizá no tanto. Desgraciadamente esto no sale del todo como debería, no podía ser de otro modo, dándonos una de las mejores comedias navideñas en años.

    películas navidad

    3.  The Grinch (2000)

    Un cuento de Navidad basado en un personaje muy popular en EE.UU, creado por el Dr. Seuss. La historia es sencilla aunque muy atrayente. Sobre todo para el público más pequeño y gamberro, pero también para los mayores. Los preparativos de celebración de la Navidad en el imaginario pueblo de Villaquién, sirven para ofrecer una razonable critica a la fiebre consumista, que conduce a la gente en fechas navideñas a la compra compulsiva de regalos, montones de regalos. Cindy, una niña, no entiende. ¿En eso consiste la Navidad?

    ¿Y quién es el Grinch? Pues una criatura verde y peluda, traumatizada por una humillación infantil, que vive aislado del pueblo. Jim Carrey, tras sus trabajos  en “El show de Truman” y “Man on the Moon” tiene la oportunidad de resarcirse y cambiar totalmente de tercio con un film para el gran público, donde despliega todo su repertorio de muecas y chistes. “El Grinch” quiere estar en la línea de “Pesadilla antes de Navidad” pero con menos poesía y mala leche. No son comparables pero también entra en esta lista. Todos nos acordamos de su gigante y malvada sonrisa.

    2. “Pesadilla antes de Navidad” (1993)

    Su director Henry Selick ha definido su película “Pesadilla antes de navidad” como una film de Halloween, en lugar de una película de Navidad. Nosotros no estamos totalmente de acuerdo: está tan impregnada de espíritu navideño, que de alguna manera es agradablemente macabra. E inolvidable. Producida y basada en un poema de Tim Burton, pero dirigido en la manera cariñosa por Selick, tiene a Jack Skellington  como principal personaje. En un mundo magníficamente diseñado, es una película maravillosamente sincera: un musical recto con un corazón gigante y una emocionante historia de amor. De alguna manera es una de las mejores películas de Burton, a pesar de haber sido dirigida por otra persona. Una de las películas muy a tener en cuenta.

    películas navidad

    1. “Solo en casa” (1990)

    Una de las películas de comedia más exitosa de todos los tiempos, e inspiración para toda una generación de niños de los años 90 que crear trampas imaginarias y elaboradas con las que podían frustrar a los intrusos. “Solo en casa” es reconfortante porque es muy familiar para todos nosotros. Incluso si has visto la película docenas de veces y puedes ver las bromas venir dos escenas antes de que se produzcan. Es quizá el clásico de espíritu navideño por excelencia. Hizo a Macaulay Culkin una estrella, aunque poco más volvimos a saber de él a parte de sus idas y venidas con el alcohol.

    Es fácil ver como los niños se imaginaban siendo Kevin McCallister: algo así como un rompedor de reglas viviendo sus navidades particulares. ¿Qué hace cuando sus padres lo dejan solo en casa en las vacaciones de Navidad? Pues se dedica a la comer comida basura, ve películas violentas y a utiliza su ingenio para defenderse de dos  divertidísimos e incompetentes ladrones que han estado merodeando por la elegante casa de Chicago de sus padres.

    Su segunda parte “Solo en casa dos: perdido en Nueva York” también hay que verla, aunque hay que reconocer que no es ni de lejos tan buena como la primera. Una vez más, hay algo reconfortante en su final que te quedas diciendo: sé que la volveré a ver el año que viene. Y el que viene. Y el que viene.

    solo-en-casa
    C

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!