El factor sorpresa de Agatha Ruiz de la Prada vuelve a dejarnos sin palabras #MBFWMADRID

    ‘Volúmenes que cobran vida en movimiento’ es lo que nos ha traído Agatha Ruiz de la Prada a la pasarela de esta edición de Mercedes-Benz Fashion Week. Si la pasada temporada la puesta en escena nos dejó sin palabras con vestidos que soltaban globos de corazones, esta vez ha sido nada más entrar a la sala cuando la pared llena de hinchables nos ha hecho esperar lo mejor del desfile, y nuevamente, ha superado nuestras expectativas.

    Rindiendo homenaje a nada menos que el maestro Balenciaga, la fuerza salvaje y picardía característica de la marca ha despegado sobre la pasarela su particular abanico de colores vibrantes. Los volúmenes crearon auténticas construcciones arquitectónicas que envolvían a las modelos en estructuras tan imposibles como divertidas, siempre con un estudiado patronaje presente en cada uno de los looks. Las figuras abullonadas, los volantes de dimensiones extravagantes, los frunces, capas y pliegues convirtieron la pasarela en un espectáculo de magia, concediendo a cada prenda el título de pieza de arte.

    https://twitter.com/estendencia_es/status/908705102000771074

    El factor sorpresa nos fue desvelado al final del desfile, cuando una de las modelos se presentó sobre la pasarela con un rollo de tela que se fue desplegando a medida que ella avanzaba. La sala se convirtió en una explosión de aplausos y felicitaciones que se propagaron hasta la salida de la diseñadora para cerrar el desfile. ¡BRAVO!

    &

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!