Gradúate marcando (tu) estilo

    Estar en el último año de carrera significa graduación y muchos preparativos. Invitaciones, elección del sitio, padrino…y vestido. Bueno, no necesariamente, y es que esta prenda, aunque sigue siendo la estrella, ha ido cediendo sitio a otras opciones, en especial los monos. Por eso te traemos cuatro looks de los que puedes coger ideas, siempre adaptándolos a tu estilo. ¡Y no te olvides de leer estos consejos para acertar de pleno!

    Cómo vestir para ir a una graduación

    OPCIÓN 1: VESTIDO

    La prenda clave es también la que más quebraderos de cabeza da. Largo, corto, midi, con estampado, sin ello… por no hablar del miedo a coincidir con alguna compañera (riesgo que corres si acudes a Inditex). Por eso te damos tres consejos que puedes aplicar al resto de opciones:

    • Si tu graduación es por la mañana, lo más adecuado es que la largura de tu vestido sea corto-midi
    • Evita los brillos y lentejuelas, son mejores aliados para la noche
    • Evita el color negro y opta por tejidos vaporosos y frescos
    • ¡No tengas miedo al color! Amarillo, rojo, verde, naranja… es un día muy especial como para ir demasiado aburrida
    • Acude a tiendas distintas (físicas u online), seguramente te llevarás una grata sorpresa y no coincidirás en modelito con ninguna de tus compañeras
    OPCIÓN 2: FALDA + TOP

    ¡Aprovecha el tirón que están teniendo las faldas asimétricas! Una buena apuesta es la largura midi, con la que evitarás estar pendiente de si se te va a ver más de la cuenta. En este sentido, procura que sea algo rígida (dejando de lado el exceso que puede aportar el neopreno o el denim, que no son recomendables para un evento de estas características, además de que dan mucho calor). La parte de arriba será de un color claro y/o con estampado si quieres dar volumen en esa zona y, la de abajo, de un color más oscuro para disimular la anchura si así lo quieres. Recuerda que si eres bajita y quieres parecer más alta, la monocromía es una buena aliada, y si llevas cinturón, que sea del mismo color que la falda o más claro.

    OPCIÓN 3: MONO

    Excepto por la hora de ir al baño, es una opción cómoda y de la que encontrarás un gran repertorio de propuestas, especialmente en tonos pastel, de tejidos vaporosos y de un estilo muy lady.

    OPCIÓN 4: PANTALÓN

    Es la apuesta más cómoda, pero también la gran olvidada. Esta opción puede hacerte destacar y, si creas un conjunto sobrio —lo propio para este tipo de celebraciones— el acierto está prácticamente asegurado. Para la parte de arriba, un top, blusa o camisa, sencilla si los pantalones tienen algún estampado o detalle (volantes, algún brillo, etc.) o más especial si para la parte de abajo has elegido un diseño básico. En cuanto a los zapatos, lo mejor es que introduzcas unas plataformas o unos stilettos, lo primero si la prenda es larga y los va a cubrir parcial o totalmente. La segunda opción es más adecuada para cortes tipo culotte, que dan sensación de mayor amplitud, por lo que es importante crear contraste con unos zapatos finos.

    E

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!