Hemper, la firma de mochilas de la que todos deberíamos tomar ejemplo

    De vez en cuando nos encanta descubrir nuevas marcas, con ideas frescas y llenas de energía que sumar a nuestras listas de favoritas. Hoy os traemos una de ellas que está despegando con fuerza debido a su ética, diseño y calidad; factores que nos han enamorado a primera vista. Se trata de Hemper, una firma de mochilas que nace en Nepal y que busca inspirar un estilo de vida para gente llena de energía, que no sólo quiera conocer el mundo, sino que además quiera cambiarlo. 

    Según fuimos investigando más sobre el estilo de vida que Hemper defiende, más nos fue gustando, y es que está muy ligado a la mejora de las condiciones sociales de sus trabajadores y una total preocupación por el medio ambiente. 

    Las mochilas son el fruto de una producción artesanal que hace que cada una de ellas sea única, utilizando materias primas locales y primando la técnica sobre la tecnología, algo que reduce en gran manera el impacto medioambiental. El cáñamo es su principal fuente ya que produce unas fibras naturales muy duraderas y en su producción no se utilizan sustancias químicas dañinas, por lo que los textiles que llegan hasta nosotros están libres de toxinas.

    Las trabajadoras que dan vida a las mochilas vienen de un grupo de mujeres en riesgo de exclusión laboral que confeccionan los artículos en los talleres de Budhalinkantha, Nepal, con las que Hemper se ha comprometido a garantizar un trabajo digno, con alojamiento y financiación para la educación de sus hijos. Todos los proyectos en los que la marca trabaja podéis encontrarlos en su página, pero centrándonos más en el producto, aprovechamos para decir que acaban de salir a la venta sus nuevas mochilas, y que sus acabados rústicos, tonalidades y diseños multifuncionales no nos pueden gustar más. ¿A qué estás esperando para hacerte con una de ellas?

    https://www.instagram.com/p/BUugUjuljSF/?taken-by=hemper_

    D

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!