Seis cosas que no te dejan perder peso a los 20, 30 y los 40

    Perder peso a las 20, 30 y a los 40

    No tenemos que decirte que tratar de perder peso a los veinte años no es lo mismo que a los cuarenta. Pero la razón de esto no es tan simple como un metabolismo lento. Nuestros cuerpos y estilos de vida están cambiando constantemente.

    Los primerizos 20

    El problema: A los veinte años puede ser la primera vez que tengamos que comprar y hacer nuestra propia comida, lo que puede significar recurrir, en muchos casos, a comer fuera todo el tiempo.

    La solución: Toma el control. Si quieres salir a comer fuera porque no tienes tiempo para cocinar, hazlo, pero trata de elegir un buen sitio. No el más caro, sino en el que veas que hay una carta que pueda ser saludable. Para los almuerzos o meriendas, la mejor opción sería llevarlos preparados por ti misma de casa: ensaladas, frutas… así ahorrarás dinero, tiempo y calorías.

    Especial dietas: guía completa para perder peso

    El problema: las dietas bajas en calorías eliminan el peso rápidamente, pero no funcionan a largo plazo porque a menudo se termina comiendo igual una vez que acabada la dieta.

    La solución: Salte de las dietas extremas. Si comes bien, no necesitarás ninguna de ellas. Comienza por tener frutas o verduras con cada comida y merienda. Las verduras ocupan mucho espacio en tu plato por menos calorías, por lo que comerás menos en general. Una buena ensalada para el almuerzo hará que comas cuatro de las cinco porciones diarias de vegetales de una sentada.

    Nuestros queridos 30

    El problema: Entre el trabajo y los niños, no descansas lo suficiente.

    La solución: Haz que sea una prioridad dormir por lo menos siete horas diarias. Además, cuando se pueda, en días más relajados, como los domingos, ve a cualquier supermercado y planifícate lo que vayas a comer durante la semana. ¡Los frutos secos de varios tipos, puedes dejarlos en el coche como snacks saludables cuando te entre el hambre!

    Consejos express para comer bien: Alternativas al fast food para picar entre horas

    El problema: “No tengo tiempo para realizar todas las comidas necesarias, por eso como solo dos veces al día o incluso cuando llego a casa por la noche intento satisfacer el hambre que he tenido a lo largo del día”.

    La solución: Apunta: tres comidas y un aperitivo todos los días, como mínimo. Cenar demasiado fuerte es muy perjudicial, y todavía más cuando casi no has comido durante el resto del día. Asegúrate de que cada comida incluya algunas grasas saludables, como nueces, aguacate o queso. El desayuno es generalmente el desafío más grande: un yogur griego, una tostada con la mantequilla, una pieza de tu fruta preferida… que las comidas sean saludables, pero girando alrededor de tus gustos, eso muy importante.

    Las legumbres pueden ser grandes aliadas para perder peso

    Los fantásticos 40

    El problema: Todos empezamos a perder músculo a los cuarenta. Son los músculos los que queman calorías, manteniendo nuestros metabolismos estables.

    La solución: A diferencia de la grasa y los carbohidratos, las proteínas se almacenan en los músculos. La mayoría de nosotros no obtiene suficientes proteínas en el desayuno y el almuerzo, momento en el que su cuerpo tomara las proteínas que necesita de sus músculos, ralentizando así nuestro metabolismo. Por eso el desayuno es tan importante. Que andes pillada de tiempo por la mañana no evite que hagas un buen desayuno.

    Descubre el smoothie bowl: el desayuno definitivo

    El problema: No mantenemos una rutina de ejercicio a medida que envejecemos, perdiendo la construcción de músculo.

    La solución: Levantar pesas, hacer flexiones, lumbares o repeticiones son una buena solución; centrarse en los ejercicios que trabajan múltiples grupos musculares nos ayudará a no perder músculo. Si te aburre hacer esto, al menos sal a andar, a acorrer con las amigas, con tus hijos… cualquier actividad que te divierta. No lo olvides: ¡Se una mujer activa!

    Alternativas al gimnasio, porque sí las hay

    N

    Post a new comment

    Recibe lo mejor de Es Tendencia en tu correo ¡Ya somos más de 2.000!