Cómo vestir para ir a un bautizo

    Los bautizos son una ceremonia semi-informal, un evento más familiar y distendido que te permite lucir looks más sencillos y cómodos; pero elegantes. No recurras nunca a estilismos informales o sport. La clave para elegir un look de bautizo es saber encontrar el equilibrio, justo sin caer en una seriedad extrema.

    GISELE BUNDCHEN & TOM BRADY & VIVIAN BRADY

    A diferencia de las comuniones que se celebran en primavera, los bautizos pueden celebrarse en cualquier época del año; así que tu look dependerá de la estación y de las tendencias de color de esa temporada. Si quieres acertar opta por colores neutros y discretos, nada de grandes estampados ni colores muy llamativos. Prohibidos el color negro y el rojo, mientras que el blanco si está permitido. Los tonos pastel, crudos o tierra son perfectos para este tipo de ceremonias; o si lo prefieres más oscuro, el gris, verde, granates o azul marino.

    Hay que evitar los vestidos largos que son para ceremonias de noche. Al tratarse de una celebración religiosa, debes tener mucho cuidado con el largo de tu falda o vestido, recuerda que debes lucir elegante pero sin propasarte. La minifalda no es una buena opción, nada tampoco de grandes escotes ni espaldas descubiertas.

    Bautizo_Comunion_TraselBiombo_20_B

    Los complementos deben ser discretos y sencillos, puedes utilizar collares y pulseras de tonos más saturados que resalten por encima del tono de tu ropa.

    No lleves nada ostentoso como zapatos joya, tocados ni sombreros. Si tienes dudas, una apuesta segura son los tonos nude para bolsos o zapatos. No es necesario que sean del mismo color, mejor diferente para dar un toque original al look. Lleva un bolso cómodo y manejable: sobre, cartera o bolso mediano; y zapatos que no tengan un tacón excesivo.

    En cuanto al maquillaje y peinados, elige algo sencillo y no muy recargado; sobre todo que sea muy natural. Como en las comuniones, no se llevan recogidos, ni peinados muy elaborados.