Cómo vestir para una boda

    Si estás invitada a una boda próximamente, seguro que te ha surgido alguna duda sobre esas claves que debes seguir si quieres ser la invitada perfecta. Para que resuelvas esas dudas, aciertes en tu elección y luzcas acorde con el evento, te damos respuesta a esas preguntas más frecuentes.

    ¿Vestido corto o largo para una boda?

    Sara-Carbonero-Facebook.

    El vestido corto puede llevarse de día o de noche, y el vestido largo generalmente se recomienda para la noche o en bodas en que la etiqueta exige ir de gala con vestido largo. Procura que no sean demasiado cortos y recuerda que los brillos se reservan para la noche. Los monos o pantalones, incluso si son palazzo, serán también una buena elección.

    ¿Puedo llevar negro o blanco? El blanco no está permitido, se reserva solo para la novia. El negro si puedes llevarlo, aunque no es la mejor opción porque aunque es sinónimo de elegancia, siempre se asocia con el luto; si es tu elección, procura darle un toque de color con los complementos.

    ¿Zapatos y bolso a juego?

    paula-echevarria_ampliacion

    Llevar el bolso y los zapatos del mismo color es cosa del pasado, juega mejor con los contrastes procurando que se ajusten a una de las reglas básicas del color. Lo mejor es un clucth y los zapatos que sean cómodos.

    Pamela o tocado

    Si la boda es de día la pamela, los sombreros o los tocados están permitidos. Para las de noche, la única opción es el tocado, recuerda que siempre va a la derecha. Por protocolo no debemos quitarnos ninguno de los dos hasta después del almuerzo o cena.

    ¿Boda a la vista? ¡Atrévete con un tocado!

    ¿El chal? Es apropiado sobre todo para la noche, pero también lo puedes llevar en el día. Ten cuidado, hay que saber llevarlo y mejor elegir de un color que contraste con tu vestido.

    ¿Joyas? En esta ocasión menos es más, procura que las joyas sean pocas y discretas.

    El maquillaje

    Elige que sea discreto y sobrio, y que combine con los tonos que lleves. Debe ir acorde a la hora del día, los de noche permiten combinaciones más arriesgadas. Para el peinado, no existe ningún tipo de etiqueta para llevarlo suelto o recogido, solo depende de tus preferencias.