Cómo vestir si estás embarazada

    Estar embarazada y vestir con estilo son totalmente compatibles, solo tendrás que buscar esas prendas que favorecen tus curvas; pero sobre todo, que te hagan sentir cómoda.

    Los primero meses de tu embarazo no es necesario que empieces a llevar ropa premamá, puedes adaptar prendas que ya tengas en tu armario. Existen unos adaptadores de pantalones y faldas que permiten seguir utilizando durante los primeros meses del embarazo la ropa habitual de la mujer ampliando la cintura.

    Blake Lively cambia las reglas en el juego del estilo premamá

    Opta por prendas holgadas, de fibras naturales como el algodón

    primer_embarazo_sara_carbonero_10-a

    Nada de llevar prendas demasiado ajustadas o apretadas a tu cuerpo, ni tampoco excesivamente amplias. Juega con las proporciones, si utilizas una prenda como un top ancho o blusa holgada, trata de que la prenda inferior sea más ajustada; o si por ejemplo, llevas una falda amplia, intenta que la parte superior sea más ceñida. .

    Evita grandes estampados y rayas que te darán más volumen, la mejor opción son los colores lisos, suelen favorecer más la figura. Pero si quieres llevar prints, procura que sean discretos.

    Los vestidos perfectos para tu estado serán los de corte imperio, vestidos de corte trapecio o los cruzados. Las faldas largas y los maxivestidos te harán sentir más cómoda y libre. Los escotes en V te vendrán muy bien para disimular el pecho.

    Blake_lively_looks02-626x939

    Opta por pantalones con cintura elástica o ajustables, los de corte clásico te irán con todo. Unos leggins negros serán el básico perfecto para poder combinar con lo que quieras. Podrás llevarlos con blusones, camisas y camisetas largas.

    Los accesorios también tendrán que formar parte de nuestros looks. Los fulares y collares cortos disimulan la tripa y al mismo tiempo, aportan ese toque personal y dan un toque de color a las prendas básicas.

    Evita los tacones altos, te resultará complicado llevarlos ya que tu centro de gravedad está desplazado. Elige calzado con un tacón de dos o tres centímetros, alpargatas de cuña o zapatos planos.