¿Qué ver en Islandia?

    ¿Algún fan de Juego de Tronos en la sala? Si habéis visto la serie, reconoceréis muchos de los paisajes que os enseñaremos de nuestro viaje. Si no sabéis quien es Jon Snow, no importa, la tierra del hielo y fuego os cautivará de igual manera.

    Para descubrir Islandia no hace falta que tengáis un mes completo de vacaciones, ya que podéis adaptar vuestro itinerario según los días que tengáis disponibles. Eso sí, ¡preparad algunos ahorrillos! El alojamiento es escaso y los precios excesivos debido a la gran demanda de turismo.

    Os recomendamos que alquiléis un coche, no tiene por qué ser 4×4, ya que las carreteras están bastante bien cuidadas, pero sí que llevéis GPS para facilitaros las rutas y evitar que acabéis perdidos entre pueblos con nombres impronunciables. Para información actual sobre el estado de las  carreteras, ¡apuntad!: 1777 o en la web Road.is

    También hay excursiones organizadas, pero te aviso ya que no son baratas, y no os aportaran ese toque aventurero al viaje; además de depender de tiempo limitado para disfrutar de los impresionantes paisajes de Islandia.

    Lugares imprescindibles para ver en Islandia

    Depende de los días que dispongáis, podéis realizar varios tipos de rutas, os destacamos tres: solo el Círculo Dorado o ‘Golden Circle’, la ruta rodeando por completo la isla por la ‘Ring Road’, o solo sur o norte de la isla. Podéis añadir también diversas actividades según gustos y presupuesto para un viaje a medida.

    Para hacer este viaje hemos recopilado información de nuestra guía favorita, Lonely Planet, la podéis encontrar en cualquier biblioteca.

    Primer día

    viaje islandia

    Comenzamos nuestro viaje en el aeropuerto de Reykjavik , Keflavik. Después de recoger nuestro coche de alquiler, nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Þingvellir, donde nos espera la inmensidad vestida de paisaje verde y azul. Entre estas montañas nacieron las bases de la democracia de Islandia, ya que es la localización del antiguo Parlamento o Asamblea de Sabios (típica pregunta de Trivial que os servirá para ganaros la admiración y respeto de amigos, o quedar bien en Navidad con el cuñadísimo).

    Para los amantes del buceo, aquí se encuentra la separación de dos placas tectónicas: Noramérica y Eurasia –sí, nos encantan los datos inútiles–, donde el agua tan transparente atrae a todo tipo de turistas a sumergirse en las aguas de Islandia.

    viaje islandia 2

    Seguimos conduciendo hasta Haukadalur, un área geotérmica donde nos encontramos el ‘geyser’ más famoso del mundo (de ahí viene la palabra): Geysir. Después de uno de los últimos movimientos de placas se bloqueó, pero tenemos a su hermano pequeño Strokkur preparado para expulsar agua hirviendo cada diez minutos, siendo una de las atracciones favoritas de los turistas. ¡Nos encantó! Para los más perezosos, la caminata a lo alto de la colina merece la pena, no os perdáis un fotón para vuestro Instragram.

    Desde aquí, nos acercamos a las últimas paradas de nuestro Círculo Dorado, la cascada Gullfoss. Esta espectacular catarata con dos caídas de agua (11 y 21 metros respectivamente) hará que nuestro viaje a Islandia ya merezca la pena.

    islandia 3

    Para rematar el día, aprovechamos nuestras últimas horas en carretera para dirigirnos a Flúðir, donde se encuentran las aguas termales de nuestra “laguna secreta”o “Secret LagoonSi quieres sentirte como un auténtico islandés, tienes que probar las piscinas naturales con agua entre 38 y 40 grados durante todo el año. ¡No todo el mundo podrá decir que se ha puesto en bañador al aire libre en la mismísima Islandia!

    default

    Para pasar la noche, encontramos un acogedor hotel llamado Drangshlid Guesthouse, –nos convencieron sus reviews de Booking–. Hasta llegar allí, conducimos un par de horas desde Flúðir (donde habíamos dejado nuestra primera parte del diario de viaje) para poder avanzar camino y aprovechar el tiempo. Hoy no hay ni una nube, así que estamos pendientes del cielo para ver si la aurora boreal quiere hacer su aparición… ¡a ver si tenemos suerte! (Tip: para predicciones bastante acertadas, os recomendamos esta web  y cruzar los dedos). Después de unas cuantas horas pendientes del cielo, y cansados de contar constelaciones, parece que hoy las luces del norte se quieren hacer desear, así que decidimos irnos a descansar y esperar más suerte para las siguientes noches (Os aconsejamos poneros en contacto con otros cazadores de auroras y compartir las experiencias, dónde verlas mejor y otros consejos.)

    Segundo día

    Nos levantamos con fuerzas tras un desayuno islandés con Skyr incluido (este tipo de yogur se está poniendo muy de moda, si tenéis la oportunidad, ¡probadlo!), y nos dirigimos a la cascada de Skógafoss, a cinco minutos de nuestro hotel. ¡Es impresionante! Intentad hacer la visita a primera hora de la mañana, antes de que los autocares repletos de turistas chinos hagan su aparición de 5 en 5, luego no digáis que no os lo hemos avisado…

    img_3788

    Nuestra siguiente parada es Dyrhólaey, el punto más al sur de Islandia. Si avanzamos un poco más con el coche, llegaremos a la famosa playa negra, donde se rodaron escenas de la película del Arca de Noé de Russell Crowe: Reynisfjara y el acantilado de Reynisfjall. Este es uno de los lugares más fotografiados de Islandia, con sus famosas columnas de basalto; ya sólo por esto merece la pena el viaje. A lo lejos, vemos en el mar unas famosas rocas que según cuenta la leyenda islandesa, son tres trolls que quedaron petrificados mientras intentaban arrastrar un barco de tres velas hacia la orilla, les llevó mas tiempo del esperado y la luz del sol los convirtió en roca… no sabemos si creérnoslo pero la verdad que le da mucho más encanto al paisaje.

    img_3940

    Hoy el día va de senderismo, venimos equipados con ropa tipo aprés-ski, botas y pantalones impermeables preparados para la lluvia y el frío (sí, todo de Decathlon) aunque sorprendentemente las temperaturas no son tan extremas como esperábamos.

    De camino, nos vamos encontrando con más volcanes, uno quizás os suene por la nube de cenizas que paralizo el tráfico aéreo en Europa durante una semana… Eyjafjallajökull, ¡no os podéis ir de Islandia sin conseguir pronunciarlo del tirón!

    Sin perder mucho más tiempo fotografiando los paisajes, nos dirigimos al Centro de Visitantes de Skaftafell, dentro del Parque Nacional de Vatnajökull.

    img_4025

    Podéis elegir diferentes rutas según el tiempo que tengáis, nosotros nos decantamos por la ruta de tres horas, muy fácil de caminar y con buenas indicaciones, ¡imposible perderse ni aunque lo intentes! Lo mejor: las vistas al glaciar, sorprendente tener volcanes y glaciares tan cerca.

    Para los fans de Juego de Tronos, aquí se rodaron muchas escena de la segunda temporada con Jon Snow de protagonista.

    Después de unas cuantas horas de caminata, empieza a anochecer (en esta época sobre las 5-5.30 ya es de noche, tenedlo en cuenta para planificar vuestro viaje), así que conducimos a nuestro siguiente hotel: Seljavellir Guesthouse. Elegimos este hotel por sus vistas impresionantes, con ventanales enormes, esperando de nuevo poder disfrutar de las ‘luces del norte’, pero esta vez las nubes nos lo siguen impidiendo.

    Buscando plan alternativo, decidimos acercarnos hasta Höfn a probar el famoso sándwich de langosta, super recomendado en la guía Lonely Planet y en Trip Advisor por otros viajeros.

    Ahora a por nuestro merecido descanso y ¡a por nuestro tercer día!

    Tercer día

    Hoy toca excursión programada (merece la pena pero preparad la cartera…) al Glaciar de Jökulsárlón y su famosa Ice Cave o Cueva de Hielo… ¡de película! De hecho, aquí se han rodado las famosas escenas de nuestro queridísimo agente 007 James Bond (‘Muere Otro Día’) y de Lara Croft en ‘Tomb Raider’, además de muchísimas escenas de Juego de Tronos con nuestro amor platónico Jon Snow.

    jokulsarlon2 - copia

    Elegimos la compañía Glacier Trips, aunque hay muchas otras disponibles y de precios similares. Las plazas suelen agotarse rápido, así que os aconsejamos que reservéis con antelación.

    Después de un buen rato fotografiando los paisajes subidos en nuestros coches monsters, nuestros guías nos traen de vuelta del glaciar, y ponemos rumbo de vuelta por la Ring Road hacia Reykjavik, nuestra última noche en Islandia. Reykjavik es conocida como la ‘bahía humeante’, suele estar nublada, por lo que nuestra última oportunidad para ver auroras queda descartada, nos queda pendiente para la próxima visita.

    glaciar camion monster

    Reykjavik concentra la mayor parte de la población de Islandia (un tercio de la del país) y puede ser la escapada perfecta para un fin de semana, si contáis con menos días o presupuesto. Se puede visitar perfectamente andando y tenéis infinitas actividades, pero al tener solo un día para visitarlo, os contamos nuestros imprescindibles. No os podéis ir sin visitar Harpa, edificio de conciertos y conferencias con un diseño de arquitectura moderno.

    No os olvidéis de Hallgrímskirkja, la llamada ‘Catedral de Reykjavik’, una iglesia luterana cuyo aspecto no os dejará indiferente, siendo además el edificio más alto del país.

    Si de edificios va la cosa, no nos podemos olvidar del Ayuntamiento o Ráðhús, que cuenta con un pequeño lago artificial que suele congelarse durante los meses más fríos de invierno.

    Por último y pecando de típicos turistas, no os podéis ir sin disfrutar de un baño relajante en las aguas turquesas con mascarilla incluida, el Blue Lagoon o ‘Laguna Azul’. Sus aguas de sílice, algas y minerales le aportan ese extraño color azulado que hará que caigáis rendidos a este ‘spa’ tan especial. Además de tener la foto perfecta para Instagram, vuestra piel os lo agradecerá. Aunque hay otros ‘hot tubs’ alternativos, tenemos que reconocer que la experiencia en el Blue Lagoon es indispensable.

    This photo is taken by AllWinner's v3-sdv

    Para comer, precios caros ya como norma en Islandia, pero os recomendamos el restaurante ‘Icelandic Fish and Chips’, muy cerca del puerto y de Harpa, donde comeréis bien (siempre que os guste el pescado) y por un precio razonable.

    Y si tenéis tiempo extra, (y aun no tenéis la tarjeta de crédito temblando), podéis recorrer las tiendas de la capital en busca de souvenirs, donde encontrareis también los famosos jerseys de lana de oveja islandesa, ¡y precio islandés también por desgracia! Nosotros nos quedamos con las ganas… pero es que no queremos cargar con extra de equipaje.

    Si quieres ver más fotos de mis viajes, puedes seguirme también en mi cuenta de Instagram @lady_travels ✌🏻